Venta con precio aplazado

Es otra forma de adquirir un inmueble. El comprador adquiere la posesión, es decir, entra en el piso, puede usarla, pero no la propiedad ya que el comprador dispone de un plazo para pagar.

No confundir esta modalidad con el alquiler con opción a compra. 

Se redacta un contrato de compra aplazada donde se acuerda el precio, la forma de pago, las cantidades a pagar en uno o varios pagos, garantías y penalizaciones en caso de incumplimiento. Para evitar riesgos habrá que pactar una condición resolutoria conforme podrás recuperar el piso aun habiéndose vendido a un tercero. Situación que podría ocurrir si no se toman las medidas adecuadas.

Anuncio publicitario