Tácita reconducción

El contrato de alquiler que firmaste se ha extinguido. El inquilino te pide un aplazamiento. Se traslada a otro piso y aún no han acabado las obras. ¿Tienes que redactar un nuevo contrato? No es necesario. El contrato queda prorrogado por el mismo plazo que el plazo de la renta, hasta que cualquiera de las partes notifique a la otra su voluntad de darlo por resuelto, esto recibe el nombre de tácita reconducción. Si el pago es mensual, el contrato se prorroga mes a mes. Si la renta ha sido pagada trimestralmente, el contrato se prorrogaría trimestralmente, si el pago fuera anual, el contrato se prorrogaría anualmente.

En el supuesto que fuera un contrato con un avalista personal ten en cuenta que su compromiso como avalista se extingue con la fecha del contrato de origen, siempre y cuando, no se hubiera previsto esta posibilidad en el contrato de arrendamiento.

Por supuesto tienes otras opciones:

  • Notificar a tú inquilino la voluntad de extinguir el contrato
  • Redactar un anexo al contrato ampliando la duración
  • Escribir un nuevo contrato

 

Tácita reconducción

Finalizó el contrato y el inquilino sigue ocupando, 15 días después, el inmueble con tu consentimiento.

¿Qué sucede?

El contrato queda prorrogado por el mismo plazo que el plazo de la renta. Si la renta es mensual, la duración será de un mes. Si la renta es anual , la duración será anual.

Opciones:

  1. Notifica a tu inquilino la voluntad de finalizar el contrato
  2. Redacta un anexo al contrato ampliando la duración
  3. Escribe un nuevo contrato