¿Qué se valora en una vivienda?

La ubicación de la vivienda es el factor más determinante. Las variables que más influyen son: servicios en su entorno más próximo, accesibilidad de transporte público, cercanía del trabajo…

Le sigue el precio.

A continuación la distribución de su espacio, la luminosidad, orientación, vistas. Que cuente con una salida como balcón, terraza. Solemos ser más bien clásicos, se busca una separación entre la zona de día y noche. En cuanto al tamaño de los dormitorios dependerá si se tiene hijos. Deben ser dormitorios que cumplan como zona de descanso, de estudio y de almacenaje. El aislamiento acústico y térmico cada vez va teniendo un mayor peso.

Si queremos invertir en una vivienda tenemos que considerar estos factores.

Anuncio publicitario