¿Qué se valora en una vivienda?

La ubicación de la vivienda es el factor más determinante. Las variables que más influyen son: servicios en su entorno más próximo, accesibilidad de transporte público, cercanía del trabajo…

Le sigue el precio.

A continuación la distribución de su espacio, la luminosidad, orientación, vistas. Que cuente con una salida como balcón, terraza. Solemos ser más bien clásicos, se busca una separación entre la zona de día y noche. En cuanto al tamaño de los dormitorios dependerá si se tiene hijos. Deben ser dormitorios que cumplan como zona de descanso, de estudio y de almacenaje. El aislamiento acústico y térmico cada vez va teniendo un mayor peso.

Si queremos invertir en una vivienda tenemos que considerar estos factores.

Desahucio. ¿Qué documentos nos hacen falta?

Para desahuciar es imprescindible contratar a un abogado. Para no perder tiempo hay que tener preparada la siguiente documentación:

1.- Escritura del inmueble. Documento que demuestra que el inmueble es tuyo

2.- Contrato original del alquiler

3.- Hay que justificar que no has cobrado el alquiler como por ejemplo con los recibos devueltos por el banco o si es el inquilino quién hace las transferencias solicitar al banco un certificado conforme no has recibido ningún ingreso.

Se puede demandar desde el primer mes de impago. Es aconsejable hablar antes con tu inquilino y llegar a un acuerdo amistoso.

 

¿Comprar un hogar nuevo o viejo?

Veamos las diferencias más destacables que hay.

Localización: Las viviendas antiguas suelen estar más céntricas con todas las comodidades que esto supone, como es tener a mano todos los servicios, oferta escolar, comercios, transporte público… Escoger dónde vivir es una decisión muy importante.

Garantía por desperfectos: Las viviendas antiguas es sólo por 6 meses, y la obra nueva prevé plazos de 10, 3 y 1 año en función del desperfecto que se trate.

Mantenimiento: Las viviendas antiguas requieren un mayor mantenimiento y reparaciones que la obra nueva.

Eficiencia energética: Las viviendas nuevas suelen tener sistemas más modernos obteniendo un ahorro en el consumo y siendo más respetuosos con el medio ambiente.

Impuestos: Comprar obra nueva se paga ahora mismo un 10% de IVA y por una  vivienda de segunda mano está sujeta al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, cuyo porcentaje está entre el 6% y 10%, varía dependiendo en la comunidad autónoma que se compre. En Cataluña es un 10%.

Tipología: A lo largo de los años la vivienda se va transformando dando respuesta a las necesidades que se generan. Encontraremos diferentes tipologías, éstas varían de acuerdo al gusto de quién las habita.

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) en el alquiler

Es un impuesto que se paga en la compra de una vivienda y en el alquiler, tanto en contrato de vivienda habitual como en contratos de temporada. En el caso de alquileres para uso distinto de vivienda como puede ser un local, oficina, trastero…está exento ya que tributan por IVA.

La diferencia fundamental entre el IVA e ITP, como regla general, es que el IVA se aplica en las entregas de bienes y prestación de servicios por profesionales y empresarios, mientras que el ITP es entre particulares.

El ITP lo paga el inquilino aunque el propietario es responsable. Si no lo paga el inquilino Hacienda te lo puede reclamar.

Se debe pagar en un plazo máximo de 30 días a contar desde la firma del contrato de alquiler. Su cálculo, en la comunidad de Cataluña, es por ejemplo, en el supuesto de un arrendamiento de 1.000€ mensuales multiplicaremos esta base imponible por los años contractuales (aunque sea inferior a tres años, si es un contrato de vivienda habitual se tomará como referencia tres años ya que es la duración mínima que establece la ley de arrendamientos). Será 1.000€ x 36 meses (3 años)  x 0,5% = 180€.

Vicios ocultos

Vas a comprar un piso, y el en contrato de arras indica que renuncias al saneamiento de vicios ocultos?

Los vicios ocultos son aquellos defectos del piso que no son visibles, y/o te han ocultado de su existencia. Por ejemplo que esté afectado por aluminosis, termitas…

No aceptes la renuncia de vicios ocultos. Si aparece algún vicio oculto lo puedes reclamar en un plazo de 6 meses a contar desde el día de la compraventa.

 

Los suministros en el alquiler

Una vez firmado el contrato de alquiler el inquilino tiene que hacer el cambio de nombre y domiciliación de cada uno de los suministros de agua, luz, y gas si lo hubiere. Es importante ya que la responsabilidad del pago será del inquilino.

No vale lo de cambiar únicamente la domiciliación, y no la titularidad. El responsable es el titular del contrato de suministro. Si la titularidad sigue siendo la tuya, como propietario, tú serás el responsable de cualquier impago. Esta es una gestión gratuita.

¿Cuál es la gestión posterior a la compra de una vivienda?

1.- Hemos de diferenciar si es una vivienda de segunda mano u obra nueva. En el caso de la compra de una vivienda de segunda mano pagaremos a Hacienda el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). En el caso de obra nueva pagaremos el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Tenemos un plazo máximo de 30 días desde la firma de compraventa para hacer este pago

2.- Inscripción en el Registro de la Propiedad

3.- Hacer el cambio de nombre de los suministros o darlos de alta

4.- Verificar antes de que acabe el año que se haya hecho el cambio de nombre del Impuesto de Bienes Inmuebles

Los dos primeros trámites son gestiones que puedes hacer personalmente, o una gestoría o la propia notaría. Infórmate de las tarifas.